Las imágenes icono de Steve McCurry

La trascendencia de la foto de la niña afgana de ojos verdes marcó la obra del fotógrafo Steve McCurry. Sin embargo, aquella portada de ‘National Geographic’ no es más que una muestra del trabajo realizado durante más de 27 años por el fotógrafo americano. Una exposición llamada ‘Retrospectiva’ recoge sus otras imágenes icono en Palma de Mallorca.

Steve McCurry llega a Casal Solleric, un palacio mallorquín de mediados del siglo XVIII, que acoge una exposición retrospectiva de su obra. En estas fotos, al lado de impresionantes vistas de ciudades de arenisca, paisajes montañosos o viejos templos, aparecen niños, pastores, guerreros o trabajadores. También se incluyen imágenes inéditas e instantáneas de sus últimos viajes a la India y al Tibet.

Su imagen más conocida, el retrato de la niña afgana de ojos verdes inaugura la muestra. Su profunda mirada invita a recorrer más de 27 años de historia, en los que McCurry, miembro de Magnum desde 1986, ha cubierto muchas zonas de conflicto incluyendo Birmania, Sri Lanka, Beirut, Camboya, Filipinas, la Guerra del Golfo, la antigua Yugoslavia, Afganistán y el Tíbet.

Cuando se le pregunta por cómo comienza su proceso creativo, el fotógrafo responde que siempre espera ese momento en que la persona, desprevenida, deje aflorar en su cara “parte de su alma y de sus experiencias”.

“Si encuentro a la persona o el tema oportuno, en ocasiones regreso una, dos, o hasta media docena de veces, siempre esperando el instante justo. A diferencia del escritor, en mi trabajo, una vez que tengo hecha las maletas, ya no existe otra oportunidad para un nuevo esbozo. O tengo la foto o no. Esto es lo que guía y obsesiona al fotógrafo profesional, el ahora o nunca”, explica McCurry.

El fotógrafo confiesa que lo más importante de su trabajo es lograr que las fotografías que realiza sean individuales, pues piensa que lo crucial es que cada una de ellas tenga sentido por sí sola. Una de esas instantáneas fue la que le dio más transcendencia como fotógrafo, la de aquella niña afgana.

“Caminaba por un campo de refugiados en Pakistán, cuando llegué a un terreno que parecía una escuela. Había unos 20 alumnos y pregunté a la maestra si podía fotografiarles. Me fijé en una joven muchacha afgana, de 12 años aproximadamente, que tenía una mirada que embrujaba. Pensé que era una imagen impactante, pero ni tan siquiera imaginé que pudiese llegar a ser portada de National Geographic”, recuerda McCurry.

Luego regresó a Afganistán para reencontrarse con aquella niña. Varias pistas infructuosas complicaron la búsqueda. Un día, McCurry reconoció aquella mirada.

“Cuando la vi, reconocí la magia de su mirada. Su piel estaba gastada; ahora hay arrugas, pero sigue siendo tan impactante como lo había sido años atrás”, añade.

Sharbat Gula, que así se llama la niña afgana, no sabía nada sobre la trascendencia de la foto que Steve McCurry le tomara 17 años atrás. No había visto nunca ninguna revista de National Geographic y no tenía conocimiento de la importancia de aquella primera foto. Nunca más la habían vuelto a fotografiar, hasta que Steve McCurry repitió la famosa toma. De este reencuentro nació también el documental En busca de la niña afgana.

Sin embargo, la obra de McCurry no sólo se queda en esta foto icono. Su trabajo también se centra en los efectos devastadores de la guerra, no simplemente mostrando su influencia en el paisaje, sino más bien en la cara humana. Además, también se define como un fotógrafo que retrata personas imbricados en sus lugares de orígen.

“Siempre me ha fascinado India, Afganistán y Asia del Sur. Uno quiere ir a los lugares que le interesan por algún motivo. A mí me interesan las culturas asiáticas, el budismo, el hinduismo y las montañas. Me encanta viajar y sacar fotos de gente diferente, de cómo vive, cómo trabaja, y de pequeños momentos en la calle”, detalla el fotógrafo.

Y mientras se le pregunta por cuál es su foto preferida de Retrospectiva, la exposición que McCurry muestra en el museo Casal Solleric hasta el 4 de septiembre, el artista nos habla de una instantánea de los años 80.

“Es la imagen de las mujeres en la tormenta de arena en Rajasthan, en el noroesta de Ia India. La tomé en 1984, iba en un taxi conduciendo a través del desierto. Era junio y se levantó esta tormenta. Mi primera reacción fue proteger el equipo. Luego, empecé a mirar y vi a estas mujeres, que estaban abrazándose para protegerse. Corrí hasta ellas. Era difícil respirar, no podías ver. Fue cuestión de dos o tres minutos, después se pasó la tormenta y ahí acabó todo”, finaliza.

Créditos: Foto cortesía de Museo Casal Solleric | Magnum Photos | Steve McCurry

 

Reportaje, entrevista y fotogalería de @monicamoyano para coveritmedia.com.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.