Profesor Lazhar aborda la muerte en la escuela

Educación, inmigración y muerte. Esos tres temas son la base de ‘Profesor Lazhar’, el filme canadiense que compitió por la estatuilla de Mejor Película de Habla no Inglesa en la pasada edición de los premios Óscar.

El largometraje de Philippe Falardeau se abre con el trágico ahorcamiento de una maestra en su propia clase y muestra las consecuencias que tiene el terrible suceso entre sus jovencísimos alumnos.

La tragedia también está presente en su protagonista, Bashir Lazhar, el maestro encargado de sustituir a la profesora suicida. Exiliado argelino en Canadá, su vida se encuentra marcada por el fallecimiento de su esposa, una mujer asesinada por motivos políticos.

“La muerte en la escuela era un asunto que me parecía dramáticamente fuerte y que no se ha retratado en el cine. Además, quería mostrarlo como un espejo de la violencia política que sufren los emigrantes y de la desesperación de la persona que se ahorca y lanza esa desesperación a los rostros de los niños”, confiesa el realizador.

El filme aprovecha también el marco educativo para tratar temas candentes en la enseñanza primaria como la libertad de cada docente para impartir sus clases o el excesivo celo en el contacto físico entre profesores y alumnos.

| Entrevista por Julio Vallejo para Coveritmedia.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.