Rodrigo Cortés: “Emergo es el reverso de Luces rojas”

Rodrigo Cortés, el responsable de Concursante y Buried, vuelve a inquietarnos con Emergo, una película que ha escrito y producido, aunque haya preferido dejar la realización en manos del debutante Carles Torrens. Curiosamente, el filme es el origen de Luces rojas, su tercera película como director.

“En el caso de Emergo, acumulé tanta información, decenas y decenas de notas después de un año y medio, sumergiéndome en toneladas de archivos documentales, imágenes, documentación gráfica y entrevistas, que lo tuve que volcar de alguna manera. Sentí la necesidad de utilizar eso que no me había cabido en la película en otro guion”, confiesa el cineasta.

A la vez, ambas películas funcionan como opuestos. Según Cortés, “Emergo es el reverso de Luces rojas”.

“No habla de fraudes paranormales como aquélla, sino de parapsicólogos investigando de manera muy científica, durante tres días y tres noches en un lugar”, añade Cortés.

Estilísticamente también son distintas. Mientras que el tercer largometraje de Cortés apostaba por el suspense con una planificación bastante clásica, el debut de Torrens juega las bazas de ese terror realista que ha triunfado con la saga Paranormal Activity y sus derivados.

Como en la popular franquicia del terror estadounidense, el director utiliza la denominada cámara en primera persona y las imágenes captadas por diversos dispositivos de seguridad. No obstante, Emergo logra ser algo más inquietante que su referente gracias al buen pulso como realizador de Torrens.

Por su parte, el guion juega deliberadamente con los lugares comunes del género para contarnos la historia de un equipo de investigadores de lo paranormal que se adentra en la vida de una familia rota por la muerte de una madre y asediada por extraños fenómenos.

Rodrigo Cortés, guionista de Emergo

La cinta tiene en todo momento claro que es un simple entretenimiento para fans de este tipo de películas. Sustos y golpes de efecto salpican un largometraje de bajo presupuesto que solo pretende ser un pasatiempo. Lo hace sin disimular sus referencias, especialmente de clásicos como Poltergeist (Tobe Hooper, 1982) y El ente (Sidney J. Furie, 1982).

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.