Fotograma de la película Los Vengadores

Un director perfecto para Los Vengadores

Joss Whedon es el director perfecto para encargarse de la versión cinematográfica de `Los Vengadores´. Guionista de cómics y responsable de series de culto como `Buffy cazavampiros´, el realizador es un experto conocedor de los personajes de la editorial Marvel y tiene una larga trayectoria en el ámbito de la ciencia-ficción y lo fantástico como para saber cuáles son los intereses de los aficionados al género.

Esa pasión por aquello que cuenta es patente en su particular visión cinematográfica del grupo de superhéroes formado por Capitán América, Iron Man, Hulk, Ojo de Halcón y La Viuda Negra. Whedon sabe imprimir humor y carisma a cada uno de los personajes para contentar a los seguidores de los blockbusters.

A la vez, conoce lo suficientemente bien el universo de los superhéroes como para conseguir que los seguidores de los tebeos no se sientan defraudados. Quizás el único lastre que tiene Los Vengadores como película de género sea la cantidad de tramas que se acumulan en su metraje.

Whedon sigue los pasos de Loki, el malvado hermanastro de Thor, que quiere apoderarse de la Tierra. Para conseguirlo utilizará el Tesaracto, un poderoso cubo cósmico. Con el peculiar artilugio entre sus manos, el dios pretende que el planeta sea invadido por un ejército de criaturas monstruosas.

Nick Furia intentará evitarlo convocando a un grupo de superhéroes formado por Capitán América, Iron Man, Hulk, Ojo de Halcón y La Viuda Negra.

El realizador norteamericano no se conforma con mostrarnos la batalla entre las fuerzas del bien y del mal. El creador de Buffy Cazavampiros intenta también cerrar en cierta medida algunas de las tramas que se abrieron en las cintas dedicadas a Thor y El Capitán América, y procura que personajes muy secundarios en otras adaptaciones de personajes Marvel como Ojo de Halcón, La Viuda Negra o el misterioso agente Coulson tengan también su pequeño espacio.

Ese intento de abarcar demasiado le pasa algo de factura en la primera parte del filme, donde la trama principal parece que se paraliza en favor de las historias secundarias.

No obstante, es un defecto mínimo dentro de una producción que se propone contentar a los seguidores de los cómics, los fans de los blockbusters y algún que otro espectador despistado.

Whedon siente pasión por el mundo Marvel y eso se refleja en una adaptación espléndida en el apartado técnico, aunque también atenta a los personajes y la dirección de actores.

En este aspecto, el interpretativo, vuelve a sobresalir Robert Downey Jr, que parece nacido para interpretar al irónico Tony Stark, y Samuel L. Jackson, que borda el papel de Nick Furia.

Por si fuera poco, a diferencia de la gran mayoría de las películas de acción, el cineasta huye de la moda de utilizar cámaras en constante movimiento y un montaje efectista. Esa es una de las razones por las que las más de dos horas de Los Vengadores se puedan soportar sin pastillas para el mareo.

Crítica de cine por @JVallejorHeran para @Coveritmedia

Arrugas

Arrugas espera el premio de los Oscars

`Arrugas´ es una de las sorpresas de la animación española de 2011. Preseleccionada para los premios Oscars, la película dirigida por Ignacio Ferreras ha sido fiel al cómic homónimo de Paco Roca. `Arrugas´ aborda las peripecias de dos ancianos, uno de ellos enfermo de Alzheimer, en un geriátrico. Manuel Cristóbal, productor del largometraje, confía que la cinta sea una de las finalistas a los Oscars y pueda optar al galardón, según nos contó durante la Cobertura 2.0 que Coveritmedia realizó como medio colaborador de Ficod 2011. | Entrevista de @JVallejoHeran y @D_ramalleira para Coveritmedia.com

Cobertura 2.0 | Fotogalería | Vídeo Tim O`Reilly | Entrevistas | Twitter |

Electric Requiem Biografía de Jimi Hendrix en versión cómic

El cómic versiona a Jimi Hendrix

Los italianos Mattia Colombara y Gianluca Maconi repasan en la novela gráfica`Electric Requiem´, la accidentada vida del legendario guitarrista. Desde sus primeros pasos como guitarrista, su decadencia por las drogas, hasta su mítica actuación en Woodstock. Este 18 de septiembre se conmemora 41 años de su fallecimiento en Londres.

Sexo, drogas y rock ‘n’ roll. El famoso lema podría resumir la vida de Jimi Hendrix, un muchacho de Seattle que cautivó a medio mundo con su inimitable forma de tocar la guitarra. Sus excesos le llevaron a la tumba el 18 de septiembre de 1970. El artista entraba a formar parte del famoso club de los 27, ese mismo al que pertenecen Jim Morrison,Kurt Cobain, Janis Joplin o Amy Winehouse.

Más de cuatro décadas después de su muerte, Hendrix recibe un homenaje en forma de cómic. El guionista Mattia Colombara y el dibujante Gianluca Maconi le dedican Electric Requiem, una novela gráfica que recoge las peripecias vitales de un músico verdaderamente único. Los artistas italianos convierten al mítico guitarrista en un personaje de cómic para que el mismo repase, desde el limbo, su peculiar existencia.

Primeros pasos

Hijo de un padre militar y una madre alcohólica, James Marshall Hendrix tuvo que aguantar las constantes desavenencias de sus progenitores. El crío, no obstante, encontró su refugio en su abuela, quien le rebeló sus orígenes indios y su pasión por la guitarra. Su adolescencia –como reflejan Colombara y Maconi en su novela gráfica- estaría marcada por la muerte de su progenitora y cierta rebeldía que le llevaría a ser arrestado por robar un coche.

Para evitar la cárcel, el joven se enroló en el ejército, donde conocería al bajista Billy Cox, con el que mantendría una amistad que duraría años. Sin embargo, la disciplina no era lo suyo. Hendrix hizo todo lo posible para que le echaran del ejército.

Una vez que lo consiguió, se lanzó a tocar por diversos garitos del sur de Estados Unidos. Allí comprobó por sí mismo los efectos de la segregación racial y el poco respeto que los puristas del blues tenían por su forma de tocar la guitarra y comportarse en el escenario. Sin desanimarse, el joven músico tocó en diversas bandas, aunque ninguna le convenciera demasiado

En busca de nuevas experiencias, Hendrix emigraría a Nueva York donde ganaría un concurso en el mítico teatro Apolo, gran templo de la música negra norteamericana, y formaría parte de varias formaciones musicales. Durante ese periodo, como nos cuenta Electric Requiem, llegó a tocar en el grupo de Little Richard.

Sin embargo, el veterano roquero no veía bien la expectación que causaba el joven guitarrista y se lo hizo saber de mala manera. Hastiado, Hendrix no tardó en abandonarle.

Su experiencia neoyorquina le marcaría doblemente. Por un lado, tendría su primera experiencia con las drogas alucinógenas, que le acompañarían el resto de su existencia. Y, por otro, conocería al manager que le convertiría en estrella: Chas Chandler, el que fuera bajista de The Animals. Él se encargaría de llevarle a Londres, donde Hendrix se haría un nombre en el mundo del rock.

Un hombre americano en Londres

El músico adquirió en la ciudad del Támesis su estrafalaria apariencia, con la que sería conocido y que le traería algún problema para acceder a ciertos locales. Fue también en la capital británica donde el guitarrista decidió que su banda debería ser un trío, a la manera de los Cream, de Eric Clapton. Nacía así The Jimi Hendrix Experience.

Al primer concierto de la banda, celebrado en noviembre de 1987, fue gran parte del mundillo musical británico. Entre el público de ese primer bolo se encontraban The Beatles, Mick Jagger, Eric Clapton o Donovan.

El músico comenzaría así su etapa de gloria con la grabación de sus discos más recordados y su intervención en diversos macroeventos musicales. En uno de ellos, el Monterey Pop Festival, se enzarzó en una acalorada charla con Pete Townsend, el líder de The Who. Ambos discutían sobre quién debía salir primero al escenario. Hendrix le convenció que debía ser él interpretando un soberbio solo de guitarra.

Decadencia

No obstante, después de poco más de un año de gloria, las cosas empezaron a ir cuesta abajo justo en 1969. El artista de Seattle fue arrestado por posesión de droga cuando se dirigía a un concierto en Toronto. Su manager le abandono por sus constantes excesos con el sexo y los estupefacientes y algunos fans quedaron contrariados por su actuación en algunos conciertos.

El músico pareció resurgir con su actuación en Woodstock, especialmente recordada por su arriesgada reinterpretación del himno estadounidense. Sin embargo, las tensiones con su nueva banda, Gypsy Sun and Rainbows, y algunas actuaciones en vivo escasamente memorables no hacían vaticinar nada bueno. El propio Hendrix lo dejó entrever en una entrevista de la época.

“Es un círculo que se cierra. Estoy en el lugar donde comencé. He dado todo lo que tenía para esta era de la música. No puedo pensar en nada nuevo que añadir a lo que ya he hecho”, comentaba apenado.

Poco después de estas declaraciones, el 18 de septiembre de 1970, moría ahogado en su propio vómito a consecuencia de un cóctel de alcohol y tranquilizantes. Nacía así una de las mayores leyendas de la música rock.

Reportaje de @jvallejoheran para Coveritmedia.com

 

Arrugas

La película `Arrugas´ es fiel al cómic de Paco Roca

La novela gráfica de Paco Roca, galardonada con el Premio Nacional del Cómic de 2008, se convierte en una película animada para adultos, en la que participó activamente el dibujante. El filme, dirigido por Ignacio Figueras, mantiene un guión que refleja lo más fiel posible el espíritu de la novela gráfica.

Paco Roca nunca imaginó que los personajes de Arrugas saltarían alguna vez a la gran pantalla. Sin embargo, el prestigio de la novela gráfica, ganadora del Premio Nacional de Cómic 2008, y las buenas ventas –más de 35.000 ejemplares- llamaron la atención de varios productores cinematográficos.

Ninguno pareció echarse atrás ante la dura historia que cuenta Paco Roca. El cómic sigue los pasos de Emilio, un anciano enfermo de Alzheimer que intenta evitar, por todos los medios, que le trasladen a la planta de personas discapacitadas de la residencia donde vive.

El abuelo contará en su particular gesta con la ayuda de Miguel, un interno que mira todo lo que ocurre en el centro desde una posición bastante cínica. Después de recibir varias ofertas para adaptar la novela gráfica en imagen real, Paco Roca se decantó por la propuesta de Manuel Cristóbal, un productor que siempre apostó por realizar una versión en dibujos animados.

“Si Arrugas se hubiera hecho en imagen real, sería una película más. Además, queríamos conservar la línea argumental y la gráfica del cómic”, argumenta el responsable de Perro Verde Films.

Desde un principio, Cristóbal consideró que el cineasta adecuado para convertir el cómic en película era Ignacio Figueras, animador de filmes tan prestigiosos como El ilusionista y realizador del corto How to Cope With Dead. Para asegurar la mayor fidelidad a la novela gráfica, el productor contrató al propio Paco Roca, que entró formar parte activa del proyecto.

Diferencias con el cómic
Durante tres años, todos los responsables de la película trabajaron para que la película reflejara de manera lo más fiel posible el espíritu de la novela gráfica. No obstante, la trama del cómic se quedaba un tanto corta para la duración de un largometraje comercial.

Fue aquí donde la labor como guionista del director Manuel Figueras resultó primordial. Él decidió que se incluyeran pasajes, inexistentes en la obra de Paco Roca, donde vemos al hijo de Emilio, el personaje protagonista, y su esposa poniendo en venta el piso del anciano poco después de su ingreso en la residencia.

Figueras fue también el responsable de incorporar otro elemento ausente en el cómic: la piscina del centro de mayores, un escenario esencial en la película. Es allí donde ocurrirá uno de los hechos que consolidará aún más la relación de amistad entre Miguel y Emilio, los dos abuelos protagonistas de Arrugas.

La idea, sin embargo, no fue enteramente del realizador. Provenía de Emotional World Tour, una novela gráfica firmada por el propio Paco Roca y Miguel Gallardo.

Trabajo en equipo
Aparte de estos pequeños añadidos en la historia, las principales diferencias entre la obra en papel de Paco Roca y la película de Ignacio Figueras provienen fundamentalmente de los distintos elementos expresivos que se utilizan en el cómic y el cine.

En este sentido, Paco Roca se sorprendió especialmente con el doblaje de los personajes. El historietista asistió asombrado a un proceso en el que “dibujos en movimiento- a los que Roca había conferido una “voz idílica” durante la elaboración de la novela gráfica-“se convertían en personajes de verdad gracias al trabajo de los dobladores”.

El dibujante también se mostró especialmente contento con la música de Nani García, que hacía posible que todos los momentos donde las palabras y sonidos están ausentes tuvieran un significado mucho más expresivo y emocionante.

Todo ello convierte a Arrugas, la película, en un filme que capta de manera fiel el alama de un hermoso cómic basado en hechos reales. Roca se inspiró en el padre de un amigo suyo para escribir una obra que denuncia la marginación que sufren muchos ancianos en la sociedad actual. Su intención, tanto en el largometraje como en el tebeo, es la misma: que tengamos ganas de llamar a nuestros padres y hablar con ellos después de ver la película o leer el cómic.

Ignacio Ferreras, su director, pretende también que llene el particular vacío que dejan las películas de animación en muchos de sus responsables. El cineasta lo ilustra con una anécdota.

“Me viene a la memoria una conversación con un amigo director. Él me decía: ‘Te pasas cinco o seis años trabajando en un largo de animación, y luego lo ves y piensas, ¿para esto te has gastado cinco años de tu vida?’. Me bastaría con hacer al menos una sola película que de verdad sea buena, que merezca la pena’. Yo confío en que Arrugas sea esa película”, dice.

Reportaje de @jvallejoheran para Coveritmedia.com