El culebrón terrorífico de Tim Burton

`Sombras tenebrosas´ es una película que queda reducida a un cruce antinatura entre la serie de televisión `Revenge´ y `La familia Addams´. Un plato que puede gustar a los espectadores de multisala, aunque decepcionará a los seguidores de Tim Burton. 


El director Tim Burton y el actor Johnny Depp forman una de las parejas artísticas de más éxito del séptimo arte. Ambos comparten cierta pasión por lo bizarro y lo extraño, que han convertido en casi una marca de fábrica. Sin embargo, sus primeros y arriesgados proyectos han dado paso a otros más acomodaticios y menos logrados.

Sombras tenebrosas, su octavo trabajo juntos, forma parte de esta cuesta abajo en la colaboración entre el famoso cineasta y la estrella de Hollywood. La película es la adaptación de Dark Shadows, una serie de televisión que emitióla cadena ABC entre finales de los 60 y principios de los 70.

El espacio creado por Dan Curtis se caracterizó por incorporar elementos góticos a las intrigas familiares habituales en cualquier culebrón. Poco a poco, los aspectos fantásticos se fueron haciendo cada vez más importantes en los guiones protagonizados por el clan de los Collins.

En busca de unas mayores audiencias, los creadores de la serie decidieron incluir  el personaje  de Bárnabas Collins, el patriarca vampiro de tan singular familia. Pronto, el nuevo protagonista se convirtió en el gran atractivo de un espacio que forma ya parte de la cultura popular norteamericana.

Burton y Depp, fans de la serie original, no han perdido la ocasión de arriesgarse a llevar al cine este clásico de la pequeña pantalla. Lo han hecho con la ayuda de uno de los guionistas y escritores que más saben de terror en la actualidad: Seth Grahame Smith, el autor de pastiches como Orgullo y  prejuicio y zombis o Abraham Lincoln, cazador de vampiros.

El resultado es una insatisfactoria mezcla de terror, melodrama familar, referencias pop y el humor bizarro característico de la mayoría de los personajes que Depp ha encarnado a lo largo de su carrera.

Burton acierta en un prólogo donde se nos cuenta los orígenes de Barnabas Collins, un hombre convertido en vampiro por una bruja celosa del amor que el patriarca sentía por otra joven. Sin embargo, patina cuando decide despertar al chupasangres dos siglos después, en plenos años 70.

Es entonces cuando Burton y Grahame Smith prefieren centrarse en los esfuerzos del personajes por restablecer el poder de los Collins  y vengarse de la persona que le convirtió en un monstruo antes que ceñirse a la historia de amor entre el patriarca del clan y la niñera que vive en la mansión familiar, reencarnación de la que fuera su amada.

La película se convierte así en un cúmulo de tramas que no acaba de funcionar. Como buen culebrón hay traiciones, sexo y muertes, aunque poco de lo que ocurre en pantalla interese verdaderamente.

Burton y Depp lo bañan todo con su peculiar humor bizarro, pero sin lograr que la película destaque por sus momentos cómicos. Tampoco el numeroso reparto, donde destaca la poderosa presencia de una madura Michelle Pfeiffer, acaba de brillar en unos personajes que son poco más que monigotes.

Queda, eso sí, la habilidad del cineasta estadounidense para crear atmósferas siniestras, aunque resulte un escaso consuelo para el responsable de maravillas como Eduardo Manostijeras, Ed Wood o Pesadilla antes de Navidad, la cinta de animación que realizó junto a Henry Selick.

En definitiva, Sombras tenebrosas queda reducida así a un cruce antinatura entre la serie de televisión Revenge y La familia Addams. Un plato que puede gustar a los espectadores de multisala, aunque decepcionará a los seguidores de Tim Burton.

| Crítica de cine de Julio Vallejo para Coveritmedia.

 

David Trueba regresa a su Madrid de 1987

David Trueba estrena ‘Madrid, 1987’, una película de buenos diálogos, que empareja a una joven periodista (María Valverde) y un veterano articulista (José Sacristán). El filme, el único español en competición en el Festival de Sundance, contó con un bajo presupuesto ajustado a estos tiempos de crisis. No obstante, Trueba asegura que esta fórmula no es extensible a toda la industria, porque el cine español debe contar con proyectos de todos los tamaños. “El cine es el mejor Ministerio de Asuntos Exteriores que un país puede tener”, concluye.

| Entrevista de Julio Vallejo para Coveritmedia.

Vigalondo reivindica la comedia de los 80

`Extraterrestre´ es una película con elementos de ciencia-ficción más humana de lo que puede parecer a simple vista. Hay un platillo volante que sobrevuela las cabezas de los personajes, pero no encontramos ni horrible monstruos procedentes del espacio ni espectaculares efectos visuales. Los grandes protagonistas son personas de carne y hueso situadas en una situación tan improbable y excepcional como una invasión alienígena.

El director Nacho Vigalondo parte de una idea semejante a la que ya utilizó en su corto Domingo, donde una parejita descubría una nave espacial mientras disfruta de un picnic en el campo. El avistamiento era una excusa del cineasta para poner de manifiesto los problemas que existen entre los dos novios.

En Extraterrestre, Julio y Julia son un hombre y una mujer que se han levantado juntos en la cama sin recordar demasiado bien cómo llegaron allí. Con síntomas de resaca, ambos se despiertan y comprueban que un ovni sobrevuela el cielo de una deshabitada ciudad de Madrid.

Optan entonces quedarse en el piso de Julia mientras deciden qué hacer. Pronto se les unirán el novio de la joven y su peculiar vecino, un treintañero que está enamorado de la chica. Entre ellos, se establecerán una relación repleta de mentiras y secretos.

Extraterrestre, como reconoce su director, puede considerarse como una actualización de aquellas “comedias de apartamentos” que tanto proliferaron en las películas de Fernando Trueba y Fernando Colomo durante los primeros 80.

Vigalondo quiere rescatar ese espíritu y no duda en afirmar que no le importaría que su película fuera comparada con cintas como Opera prima o Bajarse al moro.

El director también apuesta por lo que se ha convertido en una moda en el cine español actual: incluir a cómicos procedentes de la televisión o el teatro en largometrajes para la gran pantalla.

En esta ocasión, los elegidos son Miguel Noguera y dos miembros de Muchachada Nui, Raúl Cimas y Carlos Areces. Los tres no desentonan con los trabajos de los dos protagonistas del filme, Michelle Jenner y Julián Villagrán, dos actores que han mostrado su capacidad para moverse en diversos registros interpretativos.

Reportaje y entrevista por @JVallejoHeran para Coveritmedia.

Tuiteamos los Premios Oscar 2012

Coveritmedia.com `tuitea´ la ceremonia de los Premios Oscar 2012 de Hollywood. La Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas celebra este domingo la 84ª edición. Las quinielas apuntan a `The Artist´ o `La invención de Hugo´ como ganadores. George Clooney o Meryl Streep aparecen también como posibles Oscar  a la interpretación.

La escasa presencia en los Goya de Katmandú

“Katmandú, un espejo en el cielo no es un biopic”. Es la frase que Icíar Bollaín no se cansa de repetir cada vez que la prensa le pregunta sobre la fidelidad de su nueva película con `Una maestra en Katmandú´, el libro autobiográfico de la profesora Vicky Subirana que le ha servido como base para su largometraje, `Katmandú, un espejo en el cielo´.

“Me he inspirado en la vida de Vicky, pero no es un documental”, aclara la directora madrileña acerca de su nueva película. Bollaín ha intentado captar “el espíritu” de las peripecias de esa maestra catalana que se fue a Nepal para enseñar a los niños de aquel país asiático.

Una particular odisea que muestra a una protagonista -encarnada por la actriz Verónica Echegui- con una personalidad un tanto ingenua.

“El personaje es un poco naíf-, aunque yo he intentando que la película no lo sea. Montar una escuela con tus ahorros es una cosa muy complicada. La protagonista va encontrándose poco a poco con los problemas”, puntualiza la directora.

Después añade: “Es alguien que no responde a una ideología política determinada, ni pertenece a una organización, ni tiene una motivación religiosa. Se aproxima a todo de una manera personal, casi kamikaze. Ella siente una conexión especial con sus alumnos al haber sido de una manera u otra también una paria. Lo que me parece interesante es cómo se da cuenta que sola no puede hacer todo esto. Tiene inocencia, pero también una energía y una pasión muy bonitas”.

Vicky Subirana, la maestra en la que se inspira el filme, se encuentra “entusiasmada” con la película, aunque se mostrara un tanto escéptica durante el rodaje.

“Vino al rodaje, vio la escuela y nos dijo: Las clases no eran así. Tuve que explicarle que lo que intentaba era captar el espíritu de lo que hacía”, expone la directora de Te doy mis ojos.

Extranjeros por el mundo

Katmandú, un espejo en el cielo continúa, en cierta medida, la propensión de Bollaín a situar a españoles en países extranjeros, una tendencia que inauguró También la lluvia.

Me fascinan los españoles por el mundo. Me encanta encontrármelos y me preguntó qué hacen allí”, reconoce la cineasta. “La gente en un lugar que no es el suyo-prosigue- es muy interesante, porque tiene que enfrentarse a muchas cosas. Por ejemplo, entender nueva cultura y aprender a no juzgarla”.

La realizadora continúa con su punto de vista realista del cine y se aleja conscientemente de la visión esteticista que sobre el Nepal nos mostraron el realizador Bernardo Bertolucci y el director de fotografía Vittorio Storaro en largometrajes como El pequeño Buda.

“Katmandú trata sobre alguien que se encuentra en Nepal y se topa con una realidad. Si la decoras, no será bueno para la película. Si te mantienes más cercano a la realidad, vas a ganar más. El paisaje humano de la película llega incluso más que el natural. Mostrar las caras de la gente tal como son es también algo muy bello”.

Premios Goya

Acostumbrada a ser una de las favoritas en los Premios Goya, Bollaín se muestra satisfecha con las candidaturas a la mejor actriz y mejor guion adaptado a las que opta Katmandú, un espejo en el cielo, aunque le hubiera gustado que se reconociera al filme en alguno de los apartados técnicos. La propia directora explica las razones de su escasa presencia en los galardones.

“Para poder entrar en los Goya hemos hecho un pequeño estreno que ahora se hace el grande. La gente de la Academia ha tenido un montón de pases, pero nunca tienes el mismo eco que cuando estrenas de manera más amplia. Me parece difícil conseguir más candidaturas sin acompañarte de un debut y unas críticas. Ya me doy contenta con dos nominaciones, aunque es una pena que no tenga más, porque hay trabajos superchulos en la peli. Hay una labor de arte y de vestuario muy grande, y te gustaría que la gente que se ha metido contigo en esta aventura tuviera una nominación”, finaliza.

Entrevista por @JVallejoHeran para Coveritmedia

Trueba puede ganar su segundo Oscar

El director Fernando Trueba puede alzarse con su segundo Oscar, después de que su película `Chico y Rita´opte al mejor filme de animación. La cinta de Trueba, Javier Mariscal y Tono Errando parece tener un largo recorrido. Ya ganó el Goya de animación 2011 y ahora está entre las nominadas en Hollywood. Trueba ya obtuvo su primera estatuilla con `Belle Epoque´ (1992) y pronto viajará de nuevo a Los Ángeles.

En esta entrevista, el cineasta, el ilustrador Javier Mariscal y la actriz cubana Limara Meneses nos desvelan cómo fue la creación de los personajes animados de este filme ambientado en La Habana y Nueva York de los años 40. | Entrevista por Julio Vallejo para Coveritmedia