jens lapidus

Lapidus no ve a Larsson como un gran escritor

El escritor sueco presenta en España la adaptación cinematográfica de “Dinero fácil” y adelanta el argumento de “Livet Deluxe”, la novela que cerrará la “Trilogía negra de Estocolmo”. 

Los libros del Jens Lapidus desprenden una sensación de verdad que se ha convertido en casi una seña de identidad. Las novelas Dinero fácil y Nunca la jodas, o el cómic Guerra de bandas 145 son retratos de los bajos fondos de Estocolmo que parecen escritos por un gánster. Sin embargo, Lapidus no está relacionado directamente con el mundo del hampa, aunque su experiencia como abogado criminalista le ha proporcionado material de primera para sus libros.

Veracidad ante todo
“Experimento de una manera indirecta cosas horribles. No las veo con mis propios ojos, pero hay gente que me lo cuenta. Además leo informes policiales y veo fotografías sobre hechos sangrientos. Al llegar a casa, escribo sobre ellas y las saco fuera de mí”, confiesa el escritor.

El novelista, que visitó España para promocionar la película basada en Dinero fácil, define este proceso creativo como una clase de “terapia”.

No obstante, los criminales de sus novelas no son un calco de individuos de carne y hueso. “Utilizo detalles concretos de algunos casos reales que he tenido o de cosas que mis clientes me han contado, como el tipo de ropa que visten o los coches que conducen. Los personajes, sin embargo, son una invención totalmente mía”, explica Lapidus.

Quizá la gran verosimilitud que exudan sus novelas se encuentre en unos diálogos directos y repletos de palabras utilizadas en la jerga criminal sueca.

“El lenguaje que utilizo no es el lenguaje normal; es slang. Es muy rápido y lleno de frases cortas. Es un trabajo duro para los traductores. Para ellos, tengo que escribir listas de palabras a modo de diccionarios. El de Dinero fácil tenía como 20 páginas”, añade el escritor.

La fuente de este vocabulario son los clientes que el novelista tiene como abogado. Para ser lo más preciso posible, Lapidus no se limita a escribir la palabra que ha escuchado de su interlocutor, sino que también apunta el contexto en el que la ha usado.

La credibilidad que inunda los libros del escritor sueco parece que ha contaminado también Dinero fácil, la adaptación cinematográfica del libro homónimo de Lapidus.

El novelista no duda en calificar el filme de Daniel Espinosa como “la mejor película sueca sobre el mundo criminal en muchos años”.

Opina también que la cinta resulta “auténtica”, porque “los actores están cogidos en su mayoría de la calle y la manera de filmar, con una pequeña cámara temblorosa, te dan la impresión de algo real”. Un sentimiento que, en definitiva, es el mismo que intenta transmitir en sus obras.

Livet Deluxe
El 17 de junio se publicará en Suecia lo que promete ser todo un evento literario: Livet Deluxe, la tercera y última novela de la Trilogía negra de Estocolmo creada por Lapidus.

Después de Dinero fácil y Nunca la jodas, nos reencontraremos con dos personajes claves de la saga: el sueco JW y el latino Jorge.

Lapidus promete que todas las tramas y personajes de sus obras previas terminarán confluyendo en esta tercera novela. Quizás, la gran novedad de esta entrega es el gran protagonismo que tendrá una mujer, la hija de un capo mafioso yugoslavo, en una trama esencialmente masculina, como en la mayoría de las obras del novelista.

Novela negra sueca
Lapidus es, junto a Stieg Larsson y Asa Larsson, uno de los nombres que ha conseguido que la novela negra sueca alcance los primeros puestos de ventas en medio mundo.

La clave de este éxito se encuentra, según el novelista y abogado, en la gran calidad de la mayoría de los escritores de su país y en “su perspectiva crítica”.

“En resumen, mostramos que la sociedad no es perfecta”, declara el literato.

Entre sus colegas suecos, Lapidus destaca a Asa Larsson, porque es “una muy buena escritora que terminará escribiendo otros libros que no sean literatura criminal”.

Su opinión no es tan positiva respecto al fallecido Stieg Larsson, el responsable de la trilogía Millennium.

“No creo que sea un gran escritor, aunque sí un buen creador de personajes. Pienso que el lenguaje que utiliza no es de un gran nivel. Su gran contribución a la literatura será el personaje de Lisbeth Salander”, finaliza.

 

Reportaje de @jvallejoheran para coveritmedia.com