Uribe regresa al thriller político

El realizador Imanol Uribe vuelve a la senda del thriller político con `Miel de naranjas´. En esta ocasión, el contexto elegido es la Andalucía de los años 50, época y lugar de la dura represión franquista. Con un guion de Remedios Crespo, el cineasta vasco sigue los pasos de Enrique, un joven que realiza el servicio militar en un juzgado en el que trabaja el tío de su novia. Harto de presenciar numerosas injusticias, el chico decide colaborar con los opositores a la dictadura.

Uribe ha elegido a dos jóvenes actores en alza para encarnar a los dos protagonistas. Iban Garate, un intérprete que ha trabajado fundamentalmente en el País Vasco, da vida al pusilánime soldado que se implica políticamente con la lucha antifranquista. Mientras, Blanca Suárez, una de las estrellas de la serie El barco, se pone en la piel de su novia, una chica más valiente de lo que parece a simple vista.

Les acompañan en papeles secundarios Karra Elejalde, como jefe del protagonista, y un espléndido Eduard Fernández, quien encarna a un militar al que traiciona su mejor amigo. Miel de naranjas fue una de las triunfadoras en el pasado Festival de Málaga, donde Imanol Uribe obtuvo el premio al mejor director.

Reportaje por Julio Vallejo para Coveritmedia.

 

Profesor Lazhar aborda la muerte en la escuela

Educación, inmigración y muerte. Esos tres temas son la base de ‘Profesor Lazhar’, el filme canadiense que compitió por la estatuilla de Mejor Película de Habla no Inglesa en la pasada edición de los premios Óscar.

El largometraje de Philippe Falardeau se abre con el trágico ahorcamiento de una maestra en su propia clase y muestra las consecuencias que tiene el terrible suceso entre sus jovencísimos alumnos.

La tragedia también está presente en su protagonista, Bashir Lazhar, el maestro encargado de sustituir a la profesora suicida. Exiliado argelino en Canadá, su vida se encuentra marcada por el fallecimiento de su esposa, una mujer asesinada por motivos políticos.

“La muerte en la escuela era un asunto que me parecía dramáticamente fuerte y que no se ha retratado en el cine. Además, quería mostrarlo como un espejo de la violencia política que sufren los emigrantes y de la desesperación de la persona que se ahorca y lanza esa desesperación a los rostros de los niños”, confiesa el realizador.

El filme aprovecha también el marco educativo para tratar temas candentes en la enseñanza primaria como la libertad de cada docente para impartir sus clases o el excesivo celo en el contacto físico entre profesores y alumnos.

| Entrevista por Julio Vallejo para Coveritmedia.

David Trueba regresa a su Madrid de 1987

David Trueba estrena ‘Madrid, 1987’, una película de buenos diálogos, que empareja a una joven periodista (María Valverde) y un veterano articulista (José Sacristán). El filme, el único español en competición en el Festival de Sundance, contó con un bajo presupuesto ajustado a estos tiempos de crisis. No obstante, Trueba asegura que esta fórmula no es extensible a toda la industria, porque el cine español debe contar con proyectos de todos los tamaños. «El cine es el mejor Ministerio de Asuntos Exteriores que un país puede tener», concluye.

| Entrevista de Julio Vallejo para Coveritmedia.

Vigalondo reivindica la comedia de los 80

`Extraterrestre´ es una película con elementos de ciencia-ficción más humana de lo que puede parecer a simple vista. Hay un platillo volante que sobrevuela las cabezas de los personajes, pero no encontramos ni horrible monstruos procedentes del espacio ni espectaculares efectos visuales. Los grandes protagonistas son personas de carne y hueso situadas en una situación tan improbable y excepcional como una invasión alienígena.

El director Nacho Vigalondo parte de una idea semejante a la que ya utilizó en su corto Domingo, donde una parejita descubría una nave espacial mientras disfruta de un picnic en el campo. El avistamiento era una excusa del cineasta para poner de manifiesto los problemas que existen entre los dos novios.

En Extraterrestre, Julio y Julia son un hombre y una mujer que se han levantado juntos en la cama sin recordar demasiado bien cómo llegaron allí. Con síntomas de resaca, ambos se despiertan y comprueban que un ovni sobrevuela el cielo de una deshabitada ciudad de Madrid.

Optan entonces quedarse en el piso de Julia mientras deciden qué hacer. Pronto se les unirán el novio de la joven y su peculiar vecino, un treintañero que está enamorado de la chica. Entre ellos, se establecerán una relación repleta de mentiras y secretos.

Extraterrestre, como reconoce su director, puede considerarse como una actualización de aquellas “comedias de apartamentos” que tanto proliferaron en las películas de Fernando Trueba y Fernando Colomo durante los primeros 80.

Vigalondo quiere rescatar ese espíritu y no duda en afirmar que no le importaría que su película fuera comparada con cintas como Opera prima o Bajarse al moro.

El director también apuesta por lo que se ha convertido en una moda en el cine español actual: incluir a cómicos procedentes de la televisión o el teatro en largometrajes para la gran pantalla.

En esta ocasión, los elegidos son Miguel Noguera y dos miembros de Muchachada Nui, Raúl Cimas y Carlos Areces. Los tres no desentonan con los trabajos de los dos protagonistas del filme, Michelle Jenner y Julián Villagrán, dos actores que han mostrado su capacidad para moverse en diversos registros interpretativos.

Reportaje y entrevista por @JVallejoHeran para Coveritmedia.

Rodrigo Cortés entierra el ataúd

Rodrigo Cortés se  convierte en un peculiar mago para `Luces rojas´, su tercera película, tras `Buried´. El director español se encarga en su nuevo filme  de dirigir la mirada del espectador hacia un lugar para colarle su particular truco.

La estrategia resulta especialmente adecuada si hablamos de una cinta que sigue los pasos de dos investigadores que desentrañan fraudes paranormales.  La más o menos apacible existencia  de ambos dará un trágico giro cuando aparezca Simon Silver, un prestigioso psíquico que vuelve a  la escena pública después de permanecer oculto durante años.

Rodada entre Barcelona y Canadá, `Luces rojas´ ha contado con un reparto de excepción, donde sobresalen los nombres de Sigourney Weaver y Robert De Niro.

Ambos quisieron trabajar con el director  que sorprendió en el Festival de Sundance con `Buried´ (`Enterrado´), una historia sobre un contratista de la guerra de Irak que intenta salir del ataúd en el que le han encerrado.

Cortés ha partido de una idea propia para volver a mostrarnos a un personaje apaleado moral y físicamente, como ya hiciera en sus anteriores trabajos como realizador. En este caso, el elegido es un joven científico con muchos secretos que intentará desvelar la verdad  que oculta un hombre con supuestos poderes paranormales.

El director ha escogido para encarnar al protagonista  a Cilliam Murphy, un actor irlandés que- según Cortés- “es el único capaz de convertir una comedia romántica en una película de terror simplemente con su mirada”.

“La evolución del personaje, que comienza siendo  una persona de mirada limpia para ir mostrándose  como un hombre mucho más torturado que tiene que recorrer lugares oscuros, lo hacían una elección idónea”, asegura Cortés.

Entrevista por @JVallejoHeran para @Coveritmedia

Álex de la Iglesia arremete contra la crisis

“La Chispa de la Vida trata sobre la posibilidad de mantener la dignidad. Es el momento en que dices ‘Perdona pero no’”. Así define Álex de la Iglesia su última película, una historia que gira entorno a un publicista en paro que sufre un percance en las ruinas de un teatro romano, mientras busca el hotel donde pasó la luna de miel junto a su esposa.

El accidente, ocurrido durante la presentación de la restauración del monumento, provoca un gran revuelo político y mediático a escala nacional e internacional.

Un largometraje optimista
Protagonizada por el cómico José Mota y la mexicana Salma Hayek, el largometraje es un alegato contra cierto “positivismo” que nos inunda en estos tiempos de crisis.

“Creo que una de las razones por las que estamos así es porque pensamos que es bueno decir que la botella está medio llena, que si tienes una enfermedad te puedes curar con muchas ganas. Los problemas sólo se solucionan cuando hay respuesta”, explica el cineasta.

“En la película Salma Hayek dice que su marido no hubiera tenido el accidente si ella no le hubiera dicho cada vez que volvía a casa: ‘Tranquilo, cariño, que todo va a ir bien’. Yo creo que hay cosas que no van bien y hay que saberlo para reaccionar a tiempo”, añade.

No obstante, De la Iglesia piensa que el mensaje del filme resulta esperanzador.

“Creo que es muy optimista de alguna manera, porque existen personajes que cambian las cosas. Hay algo que está muy claro. La sociedad no se sostendría si no hubiera personas honestas”, admite.

Después puntualiza: “Es posible que las estructuras que manejan las grandes decisiones estén carcomidas, pero hay un substrato de gente honesta. Creo que de eso trata la película. Hay alguien que para todo, da una patada y rechaza ese comportamiento”.

Este rasgo de integridad lo representan mejor que ningunas las mujeres de La chispa de la vida, especialmente el de la esposa del protagonista al que encarna Salma Hayek.

“Es una ama de casa que lleva una vida normal y cuya misión es hacerle la vida más soportable a su marido. Cuando su esposo va a buscar trabajo, su función es decirle: ‘No te preocupes, mañana vas a volver y todo será maravilloso’. Su marido se vuelve loco por la posibilidad de un mundo mejor que nunca llega. Es entonces cuando toma cartas en el asunto y se pone en contra de todos para salvar la dignidad de su pareja”, apostilla el realizador.

Una película personal
Álex de la Iglesia también se niega a hablar de su última cinta como un trabajo de encargo. Aunque parte de un guión de Randy Feldmand, que contaba la historia de un hombre que tiene un accidente en una obra en construcción buscando el lugar donde pasó la luna de miel, el vasco ha incluido elementos propios.

“La idea de situar la película en un teatro romano es mía, así como el personaje del alcalde o la directora del museo. La familia tampoco tiene mucho que ver con el original. Los personajes que rodean al drama son diferentes. Además, yo quería potenciar que la mujer es la que salva todo”, argumenta el autor de Acción mutante.

Sinde y los Goya
El cineasta, que el año pasado fue una de las grandes perdedoras de los premios Goya con Balada triste de trompeta, no está demasiado disgustado por la escasa presencia de su película en la edición de estos galardones.

Parece contento con que su actriz y actor principales opten a estatuilla, y confiesa que le “hubiera mosqueado mucho que no hubieran nominado a José Mota”.

En su quiniela de los Goya, De la Iglesia apuesta por Enrique Urbizu como ganador, aunque admite que vería con buenos ojos que se lo llevara Pedro Almodóvar, porque, según expresa, “necesitamos darle un premio”.

En cuanto a su postura respecto a la denominada Ley Sinde, el director señala que su opinión no ha variado ostensiblemente en un año.

“Humildemente, como creador, pienso que se necesita una ley, pero no es ésta. Creo que lo más sensato sería empezar desde cero y contar con todos los sectores implicados”, concluye.

Entrevista por @JVallejoHeran | Coveritmedia.